Aralia: belleza extraña en el jardín y exterior

¡Compártelo!Share on Facebook7Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La aralia es una planta rara para el exterior. Con unas flores en forma de fruto bastante comunes. No es bella, pero puede aportarnos sombra y decorar el jardín aportando un punto de originalidad. Se trata de una planta muy vistosa que en climas templados puede crecer y mostrar unas hojas precios. Veamos cuáles son los cuidados básicos para mantener bonita y espectacular esta planta en el jardín.

Aralia planta para el exterior.

Cuidados y riego de la aralia 

De los 16ºC hasta los 25ºC es la temperatura adecuada para el crecimiento de esta planta. Es bastante resistente puesto que puede soportar los 0ºC, no es recomendable que esté expuesta a estas bajas temperaturas.

Por lo que si no vives en un clima templado lo mejor es que la tengas dentro de casa. Se trata de una planta para el exterior siempre y cuándo el clima en la calle sea el adecuado.

El riego lo tenemos que realizar con una frecuencia alta, puesto que gusta mucho de agua. En verano la regaremos cada tres días, mientras que en invierno tendremos que asegurarnos de qué el sustrato esté siempre bien húmedo.

Se adecua fácilmente a la sombra, pero para que tenga un crecimiento estable es recomendable que la coloquemos siempre a la luz del día.

Crecerá en cualquier suelo, no tiene grandes requerimientos, siempre y cuándo la mantengamos húmeda y bien drenada.

Podemos abonarla cada 15 días desde que entramos en la primavera hasta que comienza el otoño para que siempre tenga un color adecuado y no se mustie.

Si observamos que pierde las hojas, puede ser debido a falta de riego o falta de calor. El frío hace que estas se caigan y marchiten.

Trucos: la glicerina y la cerveza templada en un paño aplicada sobre las hojas hará que nuestra planta tenga un brillo espectacular.

Poda y plagas

La podaremos para mejorar su crecimiento. Lo que haremos en este caso, será la poda de los brotes pequeños que han comenzado a nacer a fin de qué los que ya están más crecidos puedan seguir haciéndolo.

Las plagas más comunes que afectan a la aralia son las cochinillas, los trips y los ácaros que podremos tratar cómo lo hacemos comúnmente.

Semillas

Se reproduce mediante semillas pero también de manera fácil mediante los esquejes de la planta madre. Si queremos reproducirla tendremos que plantar los esquejes en otro lugar y esperar a que prendan.

Si te ha gustado esta entrada, puedes compartirla. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.