Claveles: algo de color y aroma en el exterior

¡Compártelo!Share on Facebook6Pin on Pinterest0Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Los claveles son unas plantas resistentes y combinables para el exterior. Se pueden plantar junto a otras muchas plantas en el jardín lo que las hace unas plantas casi imprescindibles si tenemos que decorar una estancia exterior. De infinidad de especies, hasta 300, y de fácil reproducción. Los claveles se plantean como una buena solución para decorar el jardín. Veamos cuales son los cuidados, básicos que tenemos que tener en cuenta.

Clavel o claveles para el exterior.

El clavel se trata de una planta muy resistente que apenas necesita riego regular. Se planta en el exterior y tampoco es difícil su reproducción.

Cuidados y riego de los claveles

Son unas plantas muy resistentes, por lo que no requerirán casi ningún cuidado.

No necesitan que los reguemos regularmente. Eso sí, en caso de sequías extremas o de sequedad prolongada en los meses de verano tendremos que regar de vez en cuándo para aportar el agua necesaria de la planta. Por lo demás podemos olvidarnos de ellos durante un tiempo ya qué con el agua de la lluvia será suficiente para sobrevivir. Con la planta recién plantada, al igual que con todas, necesitaremos regar asiduamente hasta que vaya prendiendo.

Pueden crecer casi en cualquier suelo, por lo que esto no debe ser un problema. Sin embargo, al igual que cómo sucede con el resto de plantas, será ideal que nutrimos la tierra y la turba en la qué está con abonos naturales a fin de qué tenga las sustancias necesarias.

Ponlos al sol. Al clavel le gusta mucho el sol a diario, por lo qué elige un lugar soleado y en dónde haya poca sombra.

Siempre en el exterior, pues es una planta que gusta mucho de una buena ventilación, por lo qué para conseguir estas condiciones lo mejor es plantarlas en un jardín o terraza.

También ten en cuenta que hay que plantarlos con distancia entre las propias plantas para que puedan abrirse sin problemas y puedan tener su propio espacio para reproducirse y florecer.

Poda y plagas

No se les realiza plagas, pero eso sí, asegúrate de qué vas retirando paulatinamente las hojas secas y las flores marchitas para qué pueda crecer saludablemente y desarrollarse sin impedimentos.

Tendremos que tener cuidado de las plagas más comunes como el pulgón y la araña roja que pueden criarse en el rosal.

Semillas

La reproducción del clavel perenne mediante semillas la realizaremos en otoño y primavera, las especies que duran todo el año, se plantarán en marzo. Se reproduce fácilmente mediante esquejes que podremos plantar y transplantar al terminar las heladas primaverales en el mes de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.