Fresia: explosión de color en el jardín

¡Compártelo!Share on Facebook4Pin on Pinterest3Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La fresia es una planta para exterior para aquellos lugares en los que no hay heladas. Se trata de una planta con flores de diversos colores y además con mucho aroma. Florecen en primavera, y una de las cosas que más nos gustan de esta planta es que como flor cortada tiene mucho aroma que dura a lo largo del tiempo.

Fresia planta de exterior.

Para qué queden más vistosas, plántalas en grupo en vez de forma individual. Los diferentes colores pueden quedar preciosos.

Cuidados y riego de la fresia

Cuándo brote, y cuándo esté dando flor la regaremos cada 2-3 días dependiendo de lo seca que tenga la tierra. Una vez entra en descanso, y deja de florecer, deberemos también suspender el riego.

Cómo ya hemos dicho, se trata de una planta de exterior que sin embargo no resiste las heladas. Por lo tanto, deberemos plantarla en aquellos lugares con inviernos cálidos y costeros en los que no descienda mucho la temperatura.

La luz y la semisombra son las cualidades necesarias y las que tendremos que tener en cuenta para plantar esta planta tan bonita. Es decir, prácticamente podremos colocarla en cualquier lugar del jardín, allí dónde necesitemos algo de color.

Podremos ponerla tanto en macetas cómo en el jardín abierto. De cualquiera de las dos maneras crecerá sana y en abundancia.

Asegure, eso sí, qué el suelo sea rico en materia orgánica y también algo ácido, de esta forma crecerá sin problemas. Para complementar, se puede añadir un poco de abono natural antes de que nazcan los primeros brotes en primavera.

Poda y plagas

No se poda, simplemente una vez desaparecido el follaje lo que haremos será guardar los bulbos tal y cómo explicamos a continuación.

No hay plagas que afecten de manera común a estas plantas por lo que en este aspecto no debemos preocuparnos en exceso.

Semillas

Para plantar las fresias, que se plantan mediante bulbos, tendremos que hacerlo en otoño. Para plantar los bulbos cómo ya hemos comentado en otra ocasión tendremos que seguir algunos trucos. La profundidad será de unos 7 cm con 10 cm de separación entre ellos.

Os recomendamos, que a la hora de plantarlos lo hagáis de forma grupal para que la planta luzca más que si las plantamos individualmente.

Guarda los bulbos una vez secos hasta el próximo otoño.

Si te ha gustado la entrada, compártela. 😉

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.