Geranio: decorando con flores nuestro balcón

¡Compártelo!Share on Facebook14Pin on Pinterest8Share on Google+0Tweet about this on Twitter

Se trata de una de las plantas más comunes para exterior, tanto por su tipología cómo por su característico olor. Pueden ser de tallos altos o enredaderas, si bien hay muchos tipos de geranios. Hoy hablaremos del geranio común, el que tiene las hojas verdes, sin brillo. Es común verlo en todas las regiones templadas del mundo. Y es originario de Norteamérica. Veamos sus cuidados.

Geranio común.

Es una planta muy común en los balcones, puesto que en las épocas de flor los llena de color y vivacidad. Es una planta que se reproduce de manera fácil.

Cuidados y riego del geranio

El geranio es una planta que comienza a florecer en los meses cálidos y que requiere una buena dosis de luz para poder crecer y florecer con naturalidad por eso una jardín soleado o tu balcón serán suficientes para mantenerlo siempre sano y florido.

La temperatura ideal para estas flores es entre 18-20º. Para el riego adecuado tendremos que ver si estamos en época veraniega o en invierno. En el primer caso deberemos regarlos el doble de veces que en invierno. Unos 300 mililitros cada 3 días será suficiente. Tendremos que tener en cuenta el estado de la maceta y evitar regar cuándo la tierra todavía esté húmeda, evitando así que la podredumbre en las raíces de nuestras plantas.

Poda y plagas del geranio

No requiere de podas de mantenimiento pero si que tenemos que estar atentas a eliminar todas aquellas hojas marchitas o troncos que se estén estropeando sobre todo para evitar que transmitan enfermedades que se puedan extender por toda la planta.

La mosca blanca, el taladro del geranio o la araña roja son las plagas más comunes que se pueden apoderar de nuestras plantitas. También la alternaria y la podredumbre gris. Nosotros ya hemos hablado sobre cómo eliminar estas plagas.

Semillas del geranio

La multiplicación de las plantas se hace de forma común mediante esquejes. Selecciona uno que tenga más de 10 cm de altura con varias hojas y córtalo por encima del nudo. Plántalo en cualquier otra maceta y espera a que prendan las raíces.

Para realizar esta acción, las fechas ideales son de mediados de agosto a mediados de octubre y de primeros de febrero a mediados de marzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.