Lobelia: una planta perenne para el exterior

¡Compártelo!Share on Facebook2Pin on Pinterest5Share on Google+0Tweet about this on Twitter

La lobelia es una planta perenne para el exterior. De flores azules en forma de campana. Originaria de zonas templadas y tropicales. Es una planta en forma de arbusto bastante conocida que también tiene aplicaciones medicinales que veremos en otro momento. Su uso en el jardín está muy extendido como planta decorativa de espacios.

Lobelia planta de exterior.

Esta planta puede llegar a alcanzar hasta los 20 cm de altura. Y en climas concretos funcionan como perennes de vida muy corta. Veamos cómo cuidarlas que florezcan.

Cuidado y riego de la lobelia

Nos dará flores desde primavera hasta verano, e incluso si logramos protegerla de las inclemencias del tiempo vivirá también en invierno. Las flores suelen ser tan abundantes que hay momentos en los que no se ve el follaje de las hojas puesto que las flores lo cubren.

Requieren de luz directa del sol, si bien toleran algo la semi-sombra. Lo ideal es que para el cultivo de esta planta elijamos un buen lugar dónde no falte la luz del sol.

La regaremos de forma moderada en la época de crecimiento (controlando siempre que no tenga la tierra seca) y será abundante al crecer. Lo más probable es que con el calor seco y sin humedad en la tierra se marchite, se ponga fea y finalmente se seque. No la descuides. Y riega siempre a la tierra, nunca por encima si está con flor.

Es una planta ideal para los lugares más cálidos y templados, por lo tanto en la costa esta planta crecerá abundante. También gusta mucho de la humedad, por eso estos lugares son los más apropiados para su cultivo.

Para el abono, se puede verter algo de ello desde el inicio de la primavera cada 15 días para que florezca con más abundancia.

Con las primeras heladas del otoño-invierno se muere, puesto que no es una planta de frío ni del invierno.

Poda y plagas

Una vez ha florecido se retiraran los tallos. De esta forma conseguimos que las plantas vuelvan a florecer nuevamente.

Los caracoles y los ácaros son las plagas más comunes que pueden afectar a la lobelia. Cada quince días puedes sacudir suavemente la planta para evitar que las arañas se queden en la planta.

Semillas

Es una planta muy fácil de mutiplicar y lo podemos hacer de dos formas. Mediante semillas (plantándolas al principio de la primavera, o mediante esquejes de otra planta ya cultivada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.