Narciso: la belleza extrema de sus blancas flores

¡Compártelo!Share on Facebook9Pin on Pinterest11Share on Google+0Tweet about this on Twitter

El narciso es una planta elegante y sencilla para nuestro jardín. Lo llenará de belleza gracias a sus flores blancas o amarillas dependiendo de la familia. Una planta ideal para la decoración del jardín o la terraza, que florecen siempre en primavera y salen de forma común en grupo o de forma solitaria. Veamos cómo podemos cuidar estas plantas tan bellas y sembrarlas mediante bulbos.

Narciso planta con flor blanca.

Son unas plantas originarias de Europa, más concretamente la cuenta mediterránea. Se conocen más de 40 familias de esta planta en la que las flores pueden ser de muchos colores distintos.

Cuidados y riego del narciso

Si nos encontramos en un lugar caluroso se recomienda plantarla en un lugar de sol y sombra. Dónde el sol no de directamente a la planta para evitar que se marchite. El narciso se trata de una planta resistente que aguanta bien las temperaturas bajas, siempre y cuándo estas no sean demasiado extremas.

Es decir, el clima ideal para el cultivo de estas plantas será uno cálido en el que las temperaturas, tanto en invierno como en verano no sean extremadamente frías ni calurosas.

El suelo tiene que estar bien nutrido y drenado para que su cultivo sea exitoso. También será beneficioso que tenga una buena humedad en la tierra siempre. El riego, será frecuente pero sin pasarnos en exceso. Calcularemos y regaremos cuando sea necesario.

Para enriquecer la maceta o el lugar de siembra, la abonaremos una vez se haya terminado la época de flor con un abono para plantas con flor.

Utilizaremos una guía, o caña de bambú en los primeros años de la plantación para evitar que se tumben. Una vez hayan crecido lo suficiente no será necesario, pues entre ellas se sostendrán correctamente.

Poda y plagas del narciso

Para la poda tendremos que tener cuidado. Quitaremos las flores cuándo estén marchitas, y las hojas cuándo estén completamente secas. No hay que apresurarse y hay que esperar a que estén secas del todo para retirarlas de la planta.

Mosquito del bulbo, mosca del narciso, los ácaros y los pulgones son las plagas principales del narciso. Para evitar este tipo de insectos en nuestras plantas podemos seguir estos consejos.

Semillas del narciso

Esta planta se siembra en el otoño (siembra del bulbo), y para la primavera ya nos dará flor. Son unas plantas que enseguida se propagan por lo que no debemos preocuparnos por ello.

Si te ha gustado esta entrada, compártela. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.